BERNARDO MONTEAGUDO

BERNARDO MONTEAGUDO
Perseguido por la calumnia y asesinado en Lima, la historia oficial acusó a Monteagudo de crímenes y perversiones. Lo llamaron “vicioso”, “jacobino histérico”, “carnicero”, “mulato”, “zambo”, “terrorista”, “asesino”, “réprobo”, “discípulo del Diablo”. ¿Por qué tanta saña contra uno de los ideólogos más brillantes de Sudamérica: promotor de la liberación de esclavos e indígenas, fundador de media docena de periódicos, impulsor de la Revolución de Chuquisaca, brazo derecho de Castelli, cerebro de la Asamblea del Año XIII, asistente de O´Higgins, amigo y asesor de San Martín, estadista del Perú independiente, protegido de Bolívar? Porque Monteagudo tuvo una idea grandiosa, a la que dio su vida: la unión sudamericana. “Un hombre grande y terrible –escribió un historiador- concibió la colosal tentativa de la alianza entre las Repúblicas recién nacidas, y era el único capaz de encaminarla a su arduo fin. Monteagudo fue ese hombre.” En esta emocionante y documentada biografía, que sigue al patriota tucumano en su periplo libertador por toda América, Garin sostiene que la dicotomía de fondo en las naciones recién independizadas no fue entre monarquistas y republicanos, o entre unitarios y federales, sino entre continentalistas y localistas. Las oligarquías, ansiosas de mandar en sus terruños como en posesiones privadas, se asociaron con los nuevos imperialismos para “descuartizar” América en repúblicas fragmentarias, más fáciles de dominar. Monteagudo y su recuerdo debían perecer.

jueves, 1 de diciembre de 2011

GARIN RECORDÓ A "MONTEAGUDO PATRIOTA SILENCIADO" EN EX SEDE DE UNASUR

Ante numeroso público, el escritor y abogado de DDHH Javier Garin pronunció una conferencia sobre el prócer americanista en la ex-sede de la secretaría general de la UNASUR. La actividad fue organizada por las autoridades y por el Espacio Monteagudo. Garin destacó al patriota tucumano como un "ejemplo de juventud comprometida", y puso de resalto sus ideas libertarias, su apostolado a favor de la igualdad y la emancipación de esclavos e indígenas, su carácter de precursor del pensamiento nacional, popular y latinoamericano y su "grandioso proyecto de una Confederación de naciones" que fue el primer antecedente de la UNASUR. Se produjo un interesante debate.
........................................

El escritor y abogado de derechos humanos Javier Garin, autor del libro "EL DISCIPULO DEL DIABLO- VIDA DE MONTEAGUDO, IDEOLOGO DE LA UNIDAD SUDAMERICANA", pronunció una conferencia el 29 de noviembre pasado en la Casa Patria Grande Presidente Nestor Kirchner (ex- sede UNASUR) en la conmemoración del 222 aniversario del nacimiento del patriota tucumano.
La actividad, organizada por las autoridades de la Casa Patria Grande, representadas por Franco Metaza, y por el Espacio Monteagudo -que reivindica al prócer americanista y a sus banderas-, contó con la presencia de un público numeroso que colmó las instalaciones y al final de la charla participó de un interesante debate.
Los organizadores explicaron que es el primer homenaje oficial a Bernardo Monteagudo en muchos años. Estaba prevista asimismo la participacion del presidente del Instituto de Revisionismo Histórico, Pacho O´Donnell, quien se disculpó debido al fallecimiento de su hermano.
Garin, en su alocución sobre "MONTEAGUDO, UN PATRIOTA SILENCIADO", destacó distintos aspectos de la vida e ideas del prócer, comenzando por su condición de joven revolucionario que con solo 20 años fue uno de los cabecillas de la Revolución de Chuquisaca, y más tarde acompañó a Castelli, San Martín y Bolívar en la lucha emancipadora antes de caer asesinado en las calles de Lima a los 35 años.
"Llama la atención cómo la historia oficial de los paises donde actuó Monteagudo ha intentado ocultar o tergiversar sus aportes fundamentales a a causa revolucionaria", señaló Garin, quien sostuvo que el motivo de este silenciamiento hay que buscarlo en "las ideas que Monteagudo defendió hasta su muerte".
En el ideario del prócer Garin puso de resalto su condición de "enamorado de la Libertad, apóstol de la igualdad y la Justicia Social, defensor de la emancipación de esclavos e indígenas, precursor del pensamiento nacional latinoamericano y, sobre todo, ideólogo y principal impulsor de la idea de una Confederaciön de todos los pueblos de nuestro continente".
Garin ssotuvo que "las ideas de Monteagudo de unidad continental inspiraron a San Martín y Bolívar en su época y fueron retomadas por todos los grandes líderes populares de América del Sur. Entre nosotros, fueron Perón primero y Kirchner después, quienes mejor supieron recoger la antorcha americanista de Monteagudo. La parábola histórica iniciada hace doscientos años por el patriota tucumano y continuada en este siglo por otro argentino, Nestor Kirchner, como uno de los gestores y primer secretario general de la UNASUR, impone a las generaciones actuales el desafío de realizar finalmente la unidad latinoamericana, no sólo como deuda histórica sino tambien como reaseguro de nuestro porvenir".

No hay comentarios:

Publicar un comentario